viernes, 29 de mayo de 2015

Acusan a un intendente de haber financiado a una secta satánica


Testimonio. La monja Pelloni al salir de los tribunales de Mercedes. Cargó duro contra Víctor Cemborain.


La monja Martha Pelloni le apuntó al declarar en el juicio por el crimen ritual de un nene de doce años.

La monja Martha Pelloni acusó al actual intendente de la ciudad correntina de Mercedes, Víctor Cemborain, de ser uno de los financistas de una secta que en 2006 drogó, violó, empaló, asesinó y luego decapitó a un chico de 12 años como parte de un ritual. Lo hizo durante una audiencia del juicio que se le sigue a un hombre que se habría encargado de cortarle la cabeza y de arrancarle el cuero cabelludo a la víctima.

El asesinato de Ramón González, más conocido como "Ramoncito", fue descubierto el 8 de octubre de 2006, cuando apareció su cuerpo decapitado junto a las vías del tren, en Mercedes. Por el crimen ya fueron condenados a perpetua 9 integrantes de una secta que mezclaba ritos kimbanda y otros cultos afrobrasileños.

Pero ahora está siendo juzgado otro imputado, Daniel Alberto Alegre, quien permaneció prófugo hasta 2011, cuando fue capturado por la Policía de Córdoba en la localidad de Sierras Chicas. Allí trabajaba como inspector de tránsito. En el marco de este juicio declaró la monja Martha Pelloni, quien se hiciera conocida por organizar las "marchas de silencio" que siguieron al crimen de María Soledad Morales en Catamarca (1991).

Pelloni trabajó intensamente desde la Fundación "Infancia Robada" durante la investigación del caso "Ramoncito". Y se encargó de cuidar a la testigo clave, una nena de 14 años que presenció todo lo ocurrido y a quien se conoce como "Ramonita". Para declarar en el juicio, la monja fue acompañada por el obispo de Goya, Adolfo Canecín, quien oyó todo su testimonio.

Durante más de una hora, la religiosa abundó en detalles de lo que conoce del caso y de su relación con "Ramonita", y culminó pidiendo que se abra una causa para investigar a los financistas de la secta. Entre ellos señaló al actual intendente de esta ciudad, Víctor Cemborain, quien por aquellos años no ocupaba ese cargo y que ayer no respondió a las consultas de Clarín.

La monja describió horrores. Contó cómo "le pagaron 1.300 pesos" a una madre para que entregara a un bebé al que luego "en un rito violaron y mataron". Y explicó que tras ese crimen al chico "le sacaron algunos huesitos, que guardaban como parte del ritual para tirarlos frente a la casa de personas de Mercedes a las que no querían".Su testimonio conmovió a todo Corrientes.

Fuente: Diario Clarín.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario